Iba perdido el ojo
Este extraño título esta sacado de unos versos de Emilio Prados en los que comenta el disfrute del observar tranquila e indolentemente.Y de eso trata esta serie que partió de unas filmaciones en super 8 tomadas por Javier Herranz y que luego al ser proyectadas en una pantalla se fueron fotografiando.Se presentó en la Sala Metronom de Barcelona, con un montaje que unia en un solo marco, 12 fotografias que se relacionaban entre sí de tal modo que simulaban una mirada semicircular de lo que sucede a nuestro alrededor.



Metronom, Barcelona
Montaje de 636x43cm